El torneo interno del Papa Francisco

En el Vaticano también se respira fútbol y más ahora con el Papado de Francisco, que es fanático de este deporte. En el país más pequeño del mundo, la Liga tiene equipos formados por empleados municipales.

Vaticano

El fútbol es el deporte más popular del mundo, nadie lo puede negar. En todos lados se puede ver a niños, jóvenes y adultos pateando una pelota, incluso en el país más chico del planeta. En la Ciudad del Vaticano, con sus 0,44 kilómetros cuadrados, también existe un campeonato nacional, aunque obviamente se juega en Italia por una cuestión de espacio. El torneo que ahora mira Francisco, en vez de su querido San Lorenzo, nació en 1973 con el nombre de Copa de la Amistad y la disputan los empleados municipales. Antes podían jugar los curas, pero esto terminó con la creación de la Clericus Cup en 2007, el apodado Mundial de Curas.

El torneo es 100 % amateur y la finalidad, según el creador Sergio Valci, es prácticar deporte luego del trabajo. Sin embargo, el campeonato se organiza siempre y cuando haya equipos interesados en participar, cosa que no siempre sucedió. Desde 2007, la Liga se disputa de forma ininterrumpida, aunque no siempre fue de 11 contra 11, sino que a veces fueron torneos de fútbol 5 u 8 por la cantidad de jugadores. Entre los participantes hay dos museos (Hermes y San Pedro y Pablo), un equipo del Gobierno (Fortitudo), el del Correo (Dirtel), el del diario el Osservatore Romano (Tipografía), la compañía de teléfonos (Pantheon), la Guardia Suiza tiene su equipo (Guardia) y por último está la oficina de Servicios Económicos (Dirseco y ahora llamado Borgorroso por una película). ¿Por quién hinchará Francisco?

Damiano Bezoni

El fútbol del Vaticano tiene tres campeonatos: Liga, Copa y Supercopa. Los partidos se juegan en un campo que está a unas cuadras del miniestado, el Cardinal Spellman. Este último torneo se jugó con fútbol 8, los partidos duran una hora y se disputan entre los lunes y martes a la noche. En este peculiar certamen no hay argentinos, ya que solo juegan los empleados vaticanos y solo hay un par de albaneses y portugueses que trabajan allí, además de los guardias suizos. Es más, hubo una regla que se podía tener un extranjero pero debía hacerlo sí o sí de arquero, para evitar resultados abultados. Todos los equipos lograron un título con excepción de la Guardia Suiza.

Por último, al haber campeonato nacional, el Vaticano puede formar una selección con los jugadores de esta Liga. El combinado nacional jugó tres partidos ante la selección de Mónaco, el otro país de Europa que no está afiliado a la UEFA y FIFA. Su performance es de un empate y dos derrotas. El primer encuentro fue en Italia y terminó 0-0 en 2002, mientras que en 2011 cayó, también en Roma, por 2-1. Hace poco tiempo fue la revancha: el 22 de junio de este año en Mónaco, pero la selección de Francisco perdió 2-0 y sigue sin conocer la victoria. Ahora quedará en el Papa para que la selección empiece a jugar y hacer sus primeros puntos.

 

Damián Bonzani

dbonzani@exclusivo24.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>